Dramaturgo

Patagonia

Un bar con una decoración un poco caduca. Uno diría que hace tiempo que nadie compra ni limpia nada. Un par de mesas. Cajas vacías y sillas se apilan en un rincón. En mitad del escenario hay una mesa con dos personajes jugando a cartas. JOEY y NICK. Nick es el dueño del local. Lleva una bata azul, el pelo largo y sucio y una coleta. JOEY viste con un viejo traje. En su momento el traje era bueno. A sus pies una cartera de piel. Parece un vendedor en una pausa de su jornada laboral, sólo que ya no hay jornada laboral, sólo jornada. En la mesa hay una botella de champán y una copa vacía.

NICK-    Tu coche.

JOEY –   ¿Cuál de ellos?

NICK-    El descapotable.

JOEY –   No tienes suficiente.

NICK-    Ya lo verás.

JOEY –   Es un farol.

NICK-    Ayer dijiste lo mismo.

JOEY –   Y fue un farol.  El bar.

NICK-    No está en juego.

JOEY-    ¿Por qué no?

NICK-     Piensa un poco. ¿Si me ganaras el bar quién te serviría el champán?

JOEY-     Si te gano el bar, yo te serviré el champán. No tendrás nada mejor que hacer que sentarte y observar cómo se lleva este negocio.

NICK-     Me gusta la idea. ¿Sabrás hacerlo? No te he visto despegar el culo de esta silla en los últimos dos años.

JOEY –    Para empezar arreglaré la nevera. El champán caliente es imbebible.

NICK-     Pues tú te lo bebes.

JOEY –    Una cosa no quita la otra.

NICK-    Muy bien. Apostamos el bar. Dame otra carta.

JOEY reparte una carta a cada uno. Y siguen apostando.

NICK-     Tu maletín de piel con todo lo que haya dentro. ¡Por fin se resolverá el misterio!

JOEY –   ¡Uh! ¡¡Vamos fuertes!! Tu casa en los Alpes.

NICK-     Acepto. Un año dando la vuelta al mundo: Chile, Argentina.

JOEY –   La Patagonia.

NICK-     Esa palabra  me gusta. Patagonia, suena bien. Un año entero cruzando la Patagonia a caballo. Si pierdes te dejo acompañarme.

JOEY –    ¿Y el bar? ¿Quién se ocupará de tu bar si nos vamos de viaje?

NICK-    Contrataré a Will. Siempre está pidiendo trabajo.

JOEY –   ¿Sabrá sacar adelante el negocio?

NICK-    (Mirando el bar) Lo echaré de menos.

JOEY –   Eso será si ganas.

NICK-    ¿Aceptas la apuesta? A caballo por la Patagonia.

JOEY –    La subo. La vuelta al mundo en globo.

NICK-    Me mareo en las alturas.

JOEY –   ¿Quién ha dicho que piense invitarte a volar.

Suena un teléfono. NICK no se inmuta.

JOEY –   Suena el teléfono.

NICK-    Pareces una acotación de teatro.

JOEY –   ¿No lo coges? Puede ser importante.

NICK-    Es importante.

JOEY –   Entonces, volverán a llamar.

NICK-    Seguro.

El teléfono deja de sonar.

JOEY –   ¿Dónde estábamos?

NICK-    Yo, en la Patagonia.